15/12/11

España: Ganarse al jurado de cualquier modo

Por El País

Periódico El País
España

Extractos:

Las defensas y acusaciones del juicio en Valencia contra el expresidente Camps llevan días poniéndose zancadillas. Lo ideal es ponérsela al contrario una vez agotada su intervención, sin opción a réplica. El juez Climent hace lo que puede para frenarlas, pero todos son brillantes en los suyo y siempre tienen a mano algún precepto que avale la estrategia.

Se juegan mucho todos. Unos, como Javier Boix, el afamado catedrático de Derecho que asiste a Camps, mantener su prestigio sin tener que recordar que fue el abogado que logró cambiar la jurisprudencia y tumbar las escuchas del caso Naseiro; el letrado que representa al PSOE, justificar que no han sido estériles ni arbitrarias las refriegas de los últimos años entre el portavoz socialista Ángel Luna y Camps a cuenta del caso Gürtel; y las fiscales Anticorrupción, acreditar que en su actuación no hubo ligereza al incluir el nombre del ex-presidente en la mayor trama de corrupción política descubierta en España en los últimos años. Los letrados saben que ahora lo fundamental, lleven o no razón, pagase o no Camps los trajes, es disuadir y guiar al jurado hacia sus intereses. El cómo casi no importa.

Menos mal que hay decenas de horas de grabaciones telefónicas de perfecta audición en las que El Bigotes y compinches ponen negro sobre blanco y desnudan cualquier duda. Pero se están desarrollando escenas en el juicio de Camps que desnortan a cualquiera. Pasajes que deben sonar a chino al jurado. Y no por falta de interés, pues muchos de sus miembros (seis hombres y tres mujeres, casi todos de entre 20 y 25 años) toman notas e incluso formulan oportunísimas preguntas a través del juez Climent.

Pero en un juicio tan mediático y con las connotaciones que subyacen en este, es fundamental explicar y traducir a un lenguaje comprensible lo que allí se dice y ventila. Evitando dialécticas jurídicas que difícilmente puede entender un jurado que, por imperativo legal, es lego en Derecho, el llamado sistema puro.

Quien suscribe este análisis, que es licenciado en Derecho y con más de 20 años cubriendo informaciones de tribunales, les confiesa que no siempre entiende la batalla que se traen las partes entre manos cuando empiezan a lanzarse leyes, cuentas, balances, saldos y todo tipo de papeles sumariales que según qué parte los exhiba cambian de color.

Porque un jurado al que se abruma con tecnicismos jurídicos, facturas anómalas y demás artificios financieros descontextualizados es más susceptible de manipulación.

Pero las partes tienen un objetivo claro: ganar como sea. Se les ve ansiosos por pescar y retorcer comentarios de testigos que induzcan o embauquen la opinión del jurado. Da igual lo que se diga en la diligencia sumarial. Si el testigo lo confunde con una factura falsa, mejor que mejor. Suena bien y a lo mejor hasta se lleva un titular en los periódicos. El jurado se va a casa por la noche y hasta puede leerlo al pasar por un quiosco.

En el juicio contra Camps, las partes no desdeñan declaraciones efectistas (la sala de vistas está repleta de medios de comunicación). Y si brota cuando el contrario no puede replicar, mucho mejor.

Ocurrió, y solo es un ejemplo, con la declaración de Felisa Jordán, ex-directiva de una de las empresas de la red Gürtel. Comentó la testigo/imputada (¿y eso qué es?) que antes de abandonar la empresa, el contable le facilitó el contenido de una caja fuerte con facturas falsas y un desglose de apuntes contables (nada que ver con facturas).

Entre ellos, el apunte de los “30.000 euros/Forever Young” que las fiscales vinculan con pagos de trajes de Camps y de otros políticos valencianos. Al abogado de Camps, que no se cansa de repetir que las pruebas contra su cliente son “todas falsas”, debió sonarle aquello a gloria. Fue oír eso y su vocabulario pareció reducirse a esas mágicas palabras.

Sus oponentes, en cuanto pueden, eso sí, la devuelven con creces, y con grabaciones de relatos entre los miembros de la trama de una nitidez encomiable. Algunas no tienen desperdicio y hasta hacen reír, como le ocurrió ayer, pero de sí mismo, a El Bigotes. Por eso, en el juicio de Camps, el que pone la zancadilla el último ríe mejor.


Zancadillas de abogados
Por José Antonio Hernández

El País
15 de diciembre de 2011

9/12/11

EE.UU.: Un miembro de un jurado manda al traste un juicio por tuitear en la sala

Por Orange

Publicación Orange TM

Extractos:
 
El Tribunal Supremo de Arkansas ha determinado que un hombre condenado a muerte por homicidio merece otra oportunidad porque un miembro del jurado tuiteó durante el juicio, informó la cadena televisiva CBS.

Erickson Dimas Martínez fue condenado a la pena capital en 2010 por el homicidio de Derrick Jefferson, de 17 años, y a cadena perpetua por la comisión de un robo.

Sus abogados apelaron la sentencia alegando que un miembro del jurado estuvo tuiteando durante el juicio y desoyendo así las órdenes específicas del juez de que no se realizara tipo alguno de comunicación sobre el caso.

Otro miembro del jurado, según la defensa, se había quedado dormido. El Tribunal Supremo del estado de Arkansas determinó que, debido a la naturaleza de Twitter como red social, los tuiteos del jurado, identificado como Randy Franco, constituyen discusiones públicas.

El juez Donald Corbin expresó su preocupación de que, con los teléfonos de alta tecnología, cualquier miembro de un jurado puede acceder a Internet y, además de usar las redes sociales, también puede descargar indebidamente información sobre los casos ante un juicio. Las autoridades del Condado Benton tendrán que fijar fecha para un nuevo juicio contra Dimas Martínez.
 
 
Publicación de Orante
Fuente: EFE
9 de diciembre de 2011

27/10/11

España: El Tribunal Supremo ordena repetir el juicio por el crimen de Tafalla. El Supremo califica la decisión del jurado de absurda porque contiene respuestas contradictorias

Por diariodenavarra.es

Logo de la publicación on line "diariodenavarra.es"
 
Extractos:
 
Hoy se cumple un año del momento en el que el juez comunicaba a María Pilar Marcos Rubio, tafallesa de 65 años, que quedaba absuelta de matar a su marido. El jurado popular veía probado que ella era la autora de las cuchilladas que en 2009 causaron la muerte a José Antonio Gil Silva, de 77, y sin embargo la absolvían. Una contradicción que el Tribunal Supremo entiende que hay que subsanar, ordenando la repetición del juicio con nuevo jurado y otro magistrado. "La decisión del jurado fue arbitraria y absurda porque encierra respuestas que son incompatibles entre sí. Es un caso palmario en el que se dice una cosa y la contraria", afirma el tribunal. Su decisión es firme y el juicio se deberá celebrar en los próximos meses.
 
El alto tribunal desestima así el recurso presentado por el abogado de la mujer a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que a principios de este año anuló la sentencia porque el veredicto fue erróneo. El abogado defensor sostenía que no había fallo alguno, que era al fiscal –la parte acusadora– al que le correspondía probar la culpabilidad de la mujer, algo que no logró. Pero el Supremo subraya que más allá de las pruebas, el veredicto del jurado "contiene contradicciones claras y manifiestas" y debió ser devuelto al jurado "para despejar las contradicciones y dudas evidentes y un resultado absurdo como el producido".
 
Segundo veredicto
 
De hecho, este veredicto absolutorio era el segundo que el jurado presentaba al juez. En el primero habían decidido que la mujer era culpable de un homicidio imprudente, pero su argumentación no se correspondía con esa calificación jurídica, por lo que el magistrado devolvió el veredicto. Al día siguiente, el jurado volvió a pronunciarse y esta vez, por un voto de diferencia, no consideró culpable a la mujer. Este veredicto fue aceptado por el juez y absolvió a la mujer. El fiscal recurrió.
 
El Supremo sostiene en su argumentación que el jurado sí vio probado que la mujer ejecutó la acción de clavar el cuchillo. Probado el hecho, el jurado tenía tres opciones para calificarlo jurídicamente: homicidio intencionado, accidental o con dolo eventual (no se quiere matar pero se es consciente de que si se continúa con la acción se puede causar la muerte). Sin embargo, rechazó las tres opciones. "Al explicar por qué se rechazan esas proposiciones se ofrecen razones ilógicas, absurdas, y por tanto arbitrarias", destaca el Supremo.
 
Destaca que rechazaron el homicidio con dolo eventual "porque la acusada estaba en su sano juicio y por la reacción de arrepentimiento espontáneo", y el homicidio imprudente "porque la acusada, habiendo acometido una vez con el cuchillo, sí podría imaginarse que ocurriera la muerte". También rechazó la legítima defensa y el caso fortuito.
 
Para el Supremo, este es un "caso palmario en el que se dice una cosa y la contraria", puesto que el jurado ve probada la autoría y acto seguido le considera no culpable "sin explicación o justificación alguna": "Rechazaban la intención de matar, pero necesariamente se deducía la voluntad de muerte de los hechos que consideraron probados".
 
 
Publicación: diariodenavarra.es
27 de octubre de 2011

9/10/11

España: Caen un 76 por ciento los juicios con jurado popular celebrados en Asturias en la última década

Por 20minutos.es

20minutos.es
España

Extractos:

El fiscal delegado de Medio Ambiente y Urbanismo, Joaquín de la Riva, opina que el juicio por jurados se trata de un procedimiento "muy lento", con lo que se corre el riesgo de perder el efecto disuasorio de la condena, así como "caro" para la Administración de Justicia.

Según datos facilitados por la Fiscalía Superior del Principado a Europa Press, las seis causas incoadas con este procedimiento en la comunidad el año pasado están muy por debajo de las cuarenta bianuales previstas en 1995, fecha de la aprobación de la Ley del Jurado.

Los datos disponibles ponen de manifiesto que esta tendencia decreciente ha sido casi una constante en la última década. De este modo, en 2000 se incoaron en el Principado 22 causas con jurado; 21 en 2001, 21 en 2002, 16 en 2003, 8 en 2004, 13 en 2005, 10 en 2006, 8 en 2007, 9 en 2008 y 5 en 2009.

Importantes procedimientos juzgados por estos jueces 'legos' se han visto envueltos en polémica. Así, con las mismas pruebas, un jurado popular condenó en Asturias a un acusado de homicidio "imprudente" y un segundo tribunal lo hizo por homicidio "intencionado". En otra ocasión, un jurado popular consideró que una mujer acusada de matar a su marido lo hizo por accidente, pese a la insistencia de los forenses en lo contrario.

En España, en 1997 Mikel Otegi fue absuelto por un jurado que creyó que "no era dueño de sus actos" cuando, en estado de embriaguez, disparó y mató a dos ertzainas.

En 2001 la polémica se trasladó a Málaga con el 'caso Wanninkhof', en el que un jurado declaró culpable a Dolores Vázquez, ex compañera sentimental de la madre de la víctima, pero el Tribunal Supremo de Justicia andaluz anuló la sentencia y Vázquez fue declarada inocente por otro tribunal popular, luego de lo cual se condenó por el hecho al británico Tony King.


Enlace: Versión On Line

Publicación "20minutos.es"
9 de octubre de 2011

2/10/11

España: Dolores Vázquez se refugia en Reino Unido diez años después del caso Wanninkhof

Por El Confidencial
 
Publicación El Confidencial - España

Extractos:
 
Ha pasado ya una década y los focos parecen haber olvidado a Dolores Vázquez. Condenada injustamente por un jurado popular el 25 de septiembre de 2001 por el asesinato de Rocío Wanninkhof, fue absuelta el 1 de febrero de 2002. Loli, como la llaman sus más cercanos, se fue a vivir hace medio año a Reino Unido. Endeudada, quería oxígeno fuera de la Costa del Sol, tenía necesidad mental de cambiar de paisaje, de escenario.
 
Su equipo de abogados, liderado por el letrado Pedro Apalategui, no quiere hablar sobre Loli. Tras tanto ruido mediático, prefieren guardar silencio y esperan conseguir una buena indemnización para su cliente. El Ministerio de Justicia planteó una indemnización de 120.000 euros por los daños sufridos. Hubo recursos y ahora están pendientes de la resolución de la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.
 
Dolores Vázquez recibió ofertas generosas, auténticas fortunas económicas por acudir a programas del corazón, contar su vida con Alicia Hornos, la madre de Rocío. Eso suponía una pornografía emocional que no estaba dispuesta a asumir. Tuvo ofertas de editoriales que ofrecían contratos de vértigo. Nada. Loli no quería colaborar en un espectáculo, en un circo televisivo. Ese dinero le habría solucionado los agobios económicos, pero venció su dignidad.
 
Loli parecía cumplir para el jurado popular con las características de los malos/as de las películas. Las frases que soltaban en pleno juicio así lo aseguraban: “¡No estás viendo la cara que tiene!”. O esta otra: “Mira que es mala que ni llora”. “Parecía una plaza pública en el París de la guillotina”, expresa a El Confidencial un periodista que cubrió el proceso judicial en el Palacio Miramar de Málaga. “El juicio se asemejaba al de un divorcio, había pitonisas… El público iba como si fuera a ver una telenovela”, añade.
 
La sobreexposición de Alicia Hornos
 
Juan Francisco Gutiérrez, profesor titular de Periodismo en la Universidad de Málaga, especialista en información televisiva, recuerda la sobreexposición de la madre de la víctima en los medios de comunicación y cómo se prestó a divulgar el dolor. “Fueron muchas horas en directo dedicadas a escarbar en todos los detalles; ya se vio algo parecido con las niñas de Alcàsser, pero en esta historia negra todas las televisiones explotaron esa posible revancha amorosa”, explica Gutiérrez.
 
La serie sobre el caso Wanninkhof que emitió Televisión Española en 2008 fue “correcta” para el profesor de la UMA, sin caer en el sensacionalismo. “Ya con la distancia se observa que curiosamente la ficción fue menos truculenta que el tratamiento de la propia realidad”, explica el docente universitario, quien resalta cómo una información de sucesos (el asesinato de Rocío) se utilizó como espectáculo en magazines y programas del corazón de todos los estilos, desde los más polémicos hasta los presuntamente más glamourosos.
 
Los profesionales del Derecho estaban convencidos que con un jurado no popular Dolores Vázquez se habría librado de la condena a 15 años y un día de prisión y a pagar una indemnización de 180.000 euros. Había 21 indicios, pero ninguna prueba. El expresidente del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, llegó a declarar en 2002 que la institución del jurado popular “no funcionaba bien”. “En España se defendió con una ilusión extraordinaria cuando en algunos países ya era muy cuestionado”, señaló Jiménez de Parga.
 
Loli cumplió finalmente 17 meses de cárcel en Alcalá de Guadaira (Sevilla). Poca gente le apoyó, pero los que lo hicieron fueron incondicionales y siempre creyeron en su inocencia. Todavía años después, tras la sentencia de diciembre de 2006 que declaró por unanimidad que Tony King era culpable del asesinato de Rocío Wanninkhof, se cuidada mucho de ir dejando rastros en los lugares cotidianos donde acudía.
 
Si iba al supermercado se quedaba mirando a la cajera, lo mismo si se tomaba algo en un bar o en la gasolinera. Quería dejar pistas que ella había estado en ese lugar en una determinada hora. Quizá siga haciendo exactamente igual en algún lugar de Reino Unido.
 
 
El Imparcial
Agustín Rivera
2 de octubre de 2011

24/8/11

Ghana: Juez de Tribunal Superior pide la abolición del juicio por jurado

Por Daily Graphic

Daily Graphic
Ghana
 
Extractos:

El juez del Tribunal Superior de Koforidua, Efo Kosi-Kaglo, recomienda encarecidamente al Parlamento abolir el juicio por jurado, ya que normalmente no asegura la justicia en casos criminales.

Dijo que en la mayoría de los casos, los miembros del jurado no tenían la formación necesaria y, como tal, no podía entender y seguir el juicio de los presuntos delincuentes, algunos de los cuales fueron condenados injustamente.

El juez Kosi-Kaglo hizo la recomendación cuando los miembros de la Comisión Parlamentaria de la Judicatura se reunieron el viernes con jueces, magistrados y miembros del personal del Servicio Judicial en la Región Oriental en Koforidua.

El juez Kosi-Kaglo, que sonaba emocional en su presentación, pidió al Parlamento que considere la abolición del juicio por jurados, con carácter de urgencia.

"En la mayoría de los casos, los miembros del jurado no están bien educados y bien informados para comprender plenamente la legalidad de las cuestiones planteadas en los tribunales y, como tal, no son capaces de seguir adecuadamente el proceso para que puedan tomar la decisión correcta sobre presuntos delincuentes, y como los Jueces están obligados a aprobar sus decisiones, sólo tienen que dictar sentencia en base a lo que piensan los miembros del jurado, que en algunos casos están mal", declaró.
 
 
Abolish trial by jury - Kosi-Kaglo
Daily Graphic
24 de agosto de 2011

25/6/11

Córdoba: Amenazan a jurado popular en el juicio contra Leandro Funes

Por La Voz del Interior

La Voz del Interior
Córdoba
Argentina
 
Extractos:
 
Cruz del Eje. En un clima tenso se desarrolló ayer la sexta audiencia del juicio por jurados populares en la Cámara Criminal y Correccional de esta ciudad, contra Leandro Martín Funes (31), acusado de homicidio calificado contra su novia embarazada Melisa Paola Zalazar (16), desaparecida en abril de 2005 y cuyos restos se encontraron en Cuchí Corral (La Cumbre) en 2009.
 
El vocal y presidente de la Cámara, Ricardo Py, notificó que un jurado popular residente en La Cumbre había sido objeto de amenazas. “Le dijeron: ‘Tené cuidado de abrir la boca’. Al respecto se ha corrido vista para que investigue la Fiscalía de Instrucción y se garantizará con custodia la seguridad pertinente para el jurado”, enfatizó el camarista.
 
 
La Voz
José Hernández (Corresponsalía)
Cruz del Eje - Córdoba - Argentina
25 de junio de 2011

15/5/11

España: Los jurados populares cotizan a la baja

Por El Confidencial

El Confidencial
España

Extractos:

El caso Tous vuelve a poner en tela de juicio a los jurados populares, en esta ocasión, la vida de Lluis Corominas, el yerno de los joyeros de la reconocida marca, está en manos de los nueve miembros del tribunal, hombres y mujeres que desconocen los tecnicismos y las argucias de los abogados, que pueden dejarse influenciar por la presión mediática o que tienen sus particulares juicios de valor, unos pueden pensar que el muerto fue el que tuvo intención de robar, el ladrón, y otros querrán dejar claro que el acusado, por mucha posición socioeconómica que tenga no se librará del peso de la ley.

Sea cual sea el veredicto final, hay una prueba irrefutable contra estos tribunales del pueblo, cada vez son más quienes piden ser juzgados por magistrados profesionales. Si en 1996, el año en el que se celebró el primer juicio con jurado popular en España, el 49% de los ciudadanos prefería someterse al veredicto del pueblo, ahora poco más del 40% elige esta opción. Errores de bulto como el que se cometió con Mikel Otegi, absuelto tras matar a dos ertzainas, o con Dolores Vázquez declarada culpable por la muerte de Rocío Wanninkhof y más tarde puesta en libertad, han restado credibilidad a una institución que, a día de hoy cotiza a la baja y empieza a tener más discrepantes que adeptos.

Francisco Pérez Abellán es escritor y periodista de investigación especializado en criminología y tiene claro en manos de quien se pondría en caso de ser juzgado. Lanza, para argumentarlo, esta pregunta: “Si a ustedes les tienen que sacar una muela ¿en manos de quién se pondrían, de un dentista profesional o de una asamblea formada por los vecinos de su escalera?”.

Los jurados populares “son –apunta Pérez Abellán– ineficaces. Las personas que los componen no están preparadas y es un trabajo muy difícil de hacer y para el que, en muchos casos, no tienen ni idea, ni ganas, ni vocación. Están justificados en momentos en los que la ley no está suficientemente dotada, pero ahora mismo yo dejaría el trabajo en manos de quienes saben hacerlo, aún con todos sus defectos, que también los tienen”.

Enlace: Versión On Line

¿Nueve personas sin piedad o más bien sin experiencia? 
Por María López

El Confidencial
15 de mayo de 2011

11/5/11

Río Negro: Los juicios por jurado no convencen en Río Negro

Por Diario Judicial

Diario Judicial
Argentina
 
Extractos:

Fiscales y defensores rionegrinos marcaron su diferencia en la la reforma judicial. Un sector opinó que "no es responsable anunciar una modalidad de enjuiciamiento que contiene condicionamientos constitucionales".

La República Argentina ha ratificado Pactos y Tratados Internacionales, que a partir de 1994 son derecho interno supraconstitucional, y merced a los cuales debe garantizarse en todo juicio el doble confronte, lo cual sería impracticable con el Juicio por Jurados. Entre otros puntos, también debe advertirse que nuestra constitución establece que la sentencia debe ser fruto de fundamentación razonada y legal.

Enlace: Versión On Line

Diario Judicial
11 de mayo de 2011

25/3/11

EE.UU.: Prácticamente todos los casos se ganan o pierden cuando se elige al jurado

Por El País

Publicación on line "El País"
Madrid - España

Extractos:

 "Los juicios son demasiado importantes como para dejarlos en manos del jurado".

La frase es de Rankin Fitch, protagonista de la película "El Jurado" basada en el libro del mismo título, de John Grisham. Y Fitch es un especialista en la selección de personas que componen el jurado popular y que dictan la sentencia en un juicio. Y esos especialistas existen. No sabemos si llegan tan lejos como el personaje creado por Grisham, sin escrúpulos y dispuesto a manipular la información hasta tener el jurado que más le conviene. Pero la ficción norteamericana siempre se ha empeñado en mostrar un proceso en el que ningún abogado se arriesga a tener un miembro del jurado en su contra.

Twohy
"Su Señoría, sentimos que el juicio no ha cumplido con las 
expectativas suscitadas por la publicidad previa"

Hoy ha comenzado en Los Ángeles la selección del jurado popular para el juicio contra el Doctor Conrad Murray, acusado de homicidio involuntario en relación con la muerte de Michael Jackson en junio de 2009. Los jurados populares están reconocidos en la Constitución norteamericana para garantizar que los ciudadanos tendrán un juicio justo e independiente de un poder superior.

La selección de las 16 personas que formarán el jurado recibe casi tanta atención por parte de los medios de comunicación norteamericanos como el juicio en sí. La selección del jurado es tan importante que puede ser motivo de juicio si una de las partes decide apelar la sentencia porque uno de sus miembros no fue imparcial.

La atención prestada por los medios de comunicación y el éxito de series como Law & Order ―La Ley y el Orden―, NCIS o, más recientemente, The Good Wife, centradas exclusivamente en el sistema judicial norteamericano, hacen que muchos ciudadanos tengan un sorprendente conocimiento ―e interés― por el funcionamiento y el lenguaje empleado en los juicios.

En el caso del homicidio involuntario de Michael Jackson, 300 personas acudirán a los juzgados de Los Ángeles esta semana. Han sido pre-seleccionados. Tendrán que responder a un primer cuestionario con 125 preguntas. Sus respuestas determinarán si pueden formar parte del jurado. Si han formado parte de un caso judicial anterior, si han estado acusados de un crimen o han sido testigos o si tienen familiares en las fuerzas de seguridad, pueden quedar exentos.

Pero también si consideran que no pueden ser neutrales durante el juicio por exposición a los medios de comunicación y a información subjetiva sobre el caso. El pasado otoño, por ejemplo, se celebró en Washington el juicio contra Ingmar Guandique, acusado de asesinar a la joven Chandra Levy. El acusado tenía un tatuaje en el cuello que cubrió durante sus comparecencias con jerséis de cuello alto. El cuestionario repartido durante la selección del jurado contenía una pregunta para saber si los candidatos tenían prejuicios contra personas con tatuajes, según reveló TBD.com.

Chandra Levy Trial  The jury pool questionnaire -  TBD Justice   TBD
Todos los candidatos son entrevistados por las dos partes implicadas hasta seleccionar al total de 16 que participarán en el juicio. Los candidatos a miembros del jurado también pueden ser rechazados por los abogados de la acusación o la defensa y las normas cambian según los estados. Ambos deben presentar las causas legales del rechazo. Aunque también pueden argumentar para sostener la recusación desde los medios de comunicación consultados por una persona ―no es lo mismo leer las noticias en Google que en Fox News―, hasta sus experiencias personales, las expresiones corporales cuando se les comunican los detalles del juicio o los comentarios que hagan en los cuestionarios iniciales. Todo cuenta.

En el caso del juicio por el asesinato de Levy, por ejemplo, el acusado era salvadoreño. Una candidata fue rechazada por admitir prejucios contra los hispanos. Otro quedó fuera por decir que tenía una imagen "muy pobre" de los inmigrantes.

Y ahí es donde entran en acción personajes como el Fitch de Grisham. Personajes que escriben un blog dedicado exclusivamente al proceso "voir dire", de selección de jurado. Como el abogado Bob Kelly, el mismo que consiguió 300 millones de dólares en el famoso juicio contra la tabacalera Phillip Morris. "Nunca lo olviden, prácticamente todos los casos se ganan o pierden cuando se elige al jurado", cita su página.

En la selección hay una buena dosis de estrategia y otra combinación de psicología y sociología. Aunque los avances tecnológicos de los últimos años brindan nuevas opciones, como investigar a los candidatos en las redes sociales. El fenómeno mereció la atención de The Wall Street Journal.

Las mayores polémicas suelen estar relacionadas con cuestiones de raza. La última y la más sonada fue durante la selección del jurado a O.J. Simpson. La acusación se quejó de que el jurado no era suficientemente blanco. La defensa alegaba que no era suficientemente negro. Eran los años noventa. Más de cien años antes el Tribunal Supremo dictaminó su primera sentencia al respecto. En 1880 la corte consideró que se habían violado los derechos de un criminal afroamericano porque se impidió que hubiera personas de color entre los miembros del jurado.

N.E.: La selección del jurado demuestra que este sistema de enjuiciamiento no tiene nada que ver con la justicia. Más información...

Enlace: Versión On Line

Artículo: Jurados populares tan famosos como víctimas y acusados
Escrito por Cristina F. Pereda

Publicación On Line "El País"
25 de marzo de 2011

20/2/11

España: Excusas para no ser jurado popular

Por La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia
España

Extractos:

Una de cada tres personas que acuden a la selección para formar parte del tribunal intenta no ser elegida.

Las diez de la mañana. La puerta de la Sala del Jurado Popular está atestada, 36 murcianos esperan para ser seleccionados –o para ser descartados– como miembros del jurado. Esa era la escena que ha tenido lugar en la Audiencia Provincial al comienzo de los dos últimos juicios con jurado popular: contra la pareja de rumanos acusada de asesinar a un sacerdote en el barrio del Carmen, y contra la mujer rusa procesada por degollar a su hija deficiente en el barrio de La Fama. Según la información de los secretarios judiciales, un tercio de ellos, doce como media, no quieren formar parte del Tribunal Popular y pone excusas para evitarlo.

Pese al rechazo a formar parte de ese tribunal, lo cierto es que los murcianos «no ponen excusas de que ven extraterrestres», según relata uno de los fiscales consultados. «La mayoría de ellos se acoge a las eximentes que presenta la Ley del Jurado», informa la secretaria judicial de la sección cuarta de la Audiencia Provincial. «En el juicio del asesinato del sacerdote, las excusas eran reales, como la de una madre que no podía asistir porque no tenía con quien dejar a su hija de meses», dice la secretaria. Otras fuentes de los juzgados indican que «a veces sí que se detecta que no quieren formar parte del jurado, porque en la entrevista personal se declaran homófobos o racistas, en caso de que los procesados sean gays o extranjeros».


Publicación "opiniondemurcia.es"
20 de febrero de 2011

26/1/11

Nicaragua: Anulan juicio por amenazas contra jurado

Por El Nuevo Diario

El Nuevo Diario
Nicaragua

Extractos:
 
La portavoz de un tribunal de jurado se “destapó” la tarde de ayer ante el juez Noveno Distrito Penal de Juicio, de Managua, Edgard Altamirano, denunciando que ella y otros dos jurados fueron coaccionados por desconocidos.
 
La vocera del tribunal de jurado dijo al juez que el domingo y el lunes, ella y otros dos miembros del jurado fueron visitados por desconocidos, quienes dijeron ser de un ONG y funcionarios de los juzgados.

La denunciante aseguró que los jurados coaccionados tienen los nombres y apellidos de quienes les visitaron preguntándoles por el juicio, sin embargo, para no estropear las investigaciones que deberán realizarse, el juez Altamirano le pidió a la mujer no revelarlos.

Ante la grave denuncia, la fiscal auxiliar Martha Landero pidió la nulidad del juicio, petición que fue secundada por el abogado defensor, Ricardo Pérez.

El juez Altamirano programó para el próximo 3 de febrero la celebración de un nuevo juicio con otros jurados, mientras tanto, el acusado seguirá esperando en la cárcel.

Tres horas antes del “destape”, el tribunal de jurado declaró culpable a Allan Alberto Duarte por falsificación de firmas en perjuicio de 15 comerciantes, pero lo absolvió por hurto agravado de 894 mil 328 córdobas con 63 centavos propiedad de “Comercializadora Vargas Saravia”, según la Fiscalía. Ambos veredictos quedaron anulados.
 
 
El Nuevo Diario - Nicaragua
26 de enero de 2011