20/3/14

Reino Unido: Un jurado se ríe al conocer el tamaño del pene del acusado

Por Diario Registrado

Diario Registrado - www.diarioregistrado.com
 
Extractos:
 
Un juicio por abuso sexual tuvo que ser detenido por un tiempo determinado luego de que el jurado no pudiera contener la risa al enterarse que el acusado tiene un pene diminuto.
 
Max Clifford, de 70 años, está acusado de abusar sexualmente de siete mujeres de entre 14 y 19 años en la década de 1980, y recién ahora se está llevando a cabo un juicio en Inglaterra por los daños cometidos.

Pero lo que más llamó la atención fue el ataque de risa que le agarró al jurado, luego de escuchar a una de las víctimas que mencionó el diminuto tamaño del pene del hombre en cuestión, que hasta incluso se animó a tirar un número: "6,3 centímetros erecto".

El abogado defensor siguió haciendo preguntas sobre el miembro de acusado, a lo que la víctima respondió "Tengo una boca muy pequeña, mi dentista siempre me dijo eso", lo que hizo reír aún más fuerte al jurado.

El juez a cargo del caso, Anthony Leonard, tuvo que hacer un receso de 25 minutos para que todos los allí presentes se recompongan. "Tenemos que recordar que esto es un tribunal de justicia y que estamos frente a graves acusaciones".
 
N.E.: Dejar la libertad del acusado y los derechos de la víctima en manos de un jurado popular, es dejar sus destinos en manos de personas infantiles que ni siquiera son capaces tomarse con seriedad la delicada labor de juzgar.
 
 
Diario Registrado
20 de marzo de 2014

19/3/14

Neuquén: La contaminación del jurado

Por Diario Río Negro
 
Diario Río Negro - rionegro.com.ar
 
Extractos:
 
La constitución de un juicio por jurados conforme la aplicación del nuevo Código Procesal Penal, ya despertó su primera gran controversia.

Un juez de Garantías decidió mudar la audiencia de debate de un bárbaro crimen ocurrido en San Martín de los Andes a la vecina ciudad de Junín de los Andes, y con jurados de esa localidad, excluyendo a los sanmartinenses de ese tribunal.

El juez Mariano Etcheto hizo así lugar a un planteo de la defensa, fundado en la presunción de que, debido a la conmoción local provocada por el hecho, no podría formarse jurado con garantías de imparcialidad.

El crimen en cuestión ocurrió en julio de 2013, cuando una patota mató a golpes y puñaladas a un vecino de Cordones del Chapelco.
 
 
Diario Río Negro - rionegro.com.ar
19 de marzo de 2014